lunes, marzo 31, 2014

Calar Alto: El nacimiento y muerte

Hoy muchos compañeros se han acercado a la sede del CSIC en Madrid para revindicar que continué la explotación científica del que es el observatorio astronómico continental más importante de Europa.

Nacimiento:

Calar Alto fue el primer gran observatorio en consolidarse en España. Si bien otros observatorios históricos como el de la Cartuja, El Ebro, El Retiro o La Armanada existían ya, eran observatorios con tecnología de antes de la guerra mundial, casí podriamos decir Observatorios de antes de la República.

En el año 1974 ya estaba en construcción el Observatorio, cuando en Canarias apenas acababa de terminar si tesis apenas hacia 5 años Francisco Sánchez y ya director del Instituto de Astrofisica de la ULL, y el observatorio del Teide apenas contaba con telescopios de pequeño tamaño (menores de un metro), salvo el recién instalado 1.5 Infrarrojo, hoy llamado Carlos Sánchez. Una cosa curiosa es que de hecho, los telescopios que hoy hay en Almería pudieron ir a Canarias según una noticia del ABC de 1959.

Calar Alto ya iba a albergar tres telescopios uno de 1.25m, otro de 2.2 m y otro de 3.5 m. Además de estos también se instaló una cámara Smith. Eso suponía que se iba ha incrementar la capacidad de observación óptica de los astrónomos españoles en más de 10 veces. Sin embargo, el telescopio era alemán, y los astrónomos españoles solo disponían de un 10% del tiempo de observación.

Simultáneamente se construyó otro observatorio dependiente del OAN junto a la instalación alemana. Este era 100% español. Actualmente este telescopio esta en desuso desde 2007 debido a cambios en las prioridades de inversión y mantenimiento del OAN (actualmente el instituto se dedica principalmente a la RadioAstronomía).

Pronto esta instalación se convirtió en la cuna de la Astrofísica española, junto a los telescopios que se iban instalando poco a poco en Canarias, Calar Alto sirvió de trampolin para la naciente astrofísica Española.

Una muestra de la importancia del observatorio para la ciencia española se puede ver  como en las hemerotecas de la época aparecen hasta 90 entradas sobre el observatorio entre el año 1972 y 1989. (Búsqueda "Calar Alto" en http://hemeroteca.abc.es/). Comparado con las noticias que aparecieron sobre otros observatorios españoles, como el de Pico Veleta y otros, nos puede hacer darnos una idea de cual fue la importancia de este observatorio en el desarrollo de la astrofísica en España.

Muerte:

Tras años de desarrollo de la astrofísica española, el 10% de uso que disponía la comunidad astronómica, se hacia poco. En 2004 se firmó un convenio por el cual, el MPIA, cedía hasta el 50% del tiempo del tiempo de observación  a cambio de que España pagase el 33% del mantenimiento del observatorio. Ese coste del 33% era un coste ficticio, ya que con toda la infraestructura ya construida y en pleno funcionamiento, el mayor coste del observatorio eran las nóminas de los trabajadores, casi 100% españoles, por lo que al menos el 21 % en impuestos directos lo recibía el estado y si ya tenemos en cuenta la presión fiscal total, que en España es del 32%, prácticamente podriamos decir que los alemanes nos regalaban ese 50% hasta 2018.

Sin embargo, esta lógica aplastante no es la de la burocracia y la administración. Para la misma, la ciencia es un gasto, simple y llanamente. Durante el último año, se han realizado una serie de recortes que han provocado el no sostenimiento del observatorio y su personal. La locura de los recortes por los recortes hacen que por ejemplo, en la comunidad andaluza se aprobase una ley por la cual se prevendrá la Contaminación lumínica, entre otras cosas, para proteger los observatorio.

Aproximadamente se gastan en Andalucía 136 millones de euros al año en alumbrado público. La ley aprobada, podría reducir a la mitad ese gasto en poco tiempo, para ello harán falta una inversión de aproximadamente 680 millones de euros (el coste del alumbrado en 5 años). Sin embargo, no habrá dinero (menos de 2 millones) para salvar el observatorio que se intentaba proteger.

¿Todo porqué?

Ahora España cuenta con el telescopio más grande del mundo, pertenece a la ESO, construye un nuevo observatorio en Teruel, ... pero la ciencia ahora esta en manos de los "Reinos de Taifas". El observatorio pertenece al CSIC, cuyo presupuesto depende del gobierno y el observatorio, que es un consorcio externo, es uno de los pocos sitios donde le es más sencillo despedir a gente, ya que no son funcionarios.

Actualmente no tiene apoyo de las instituciones, lo cual es a diferencia de los observatorios canarios o en turolense. Todo por la batalla política que hay en Andalucía, donde la diputación el del PP y el gobierno regional del PSOE.  El CSIC, al borde del colapso corta presupuesto donde puede, pero de manera suicida.

Así, poco a poco el observatorio que catapultó la astronomía a la primera plana de la actualidad, agoniza poco a poco. El CSIC y el MPIA dicen que no quieren cerrar el observatorio y culpan al personal de no ser coherentes con el momento de crisis actual. Pero, el recién estrenado director, ya ha dimitido por no querer participar en la destrucción del observatorio.

Así, como se suele decir en el refranero español:
"Entre todos lo mataron y el sólito se murió".

Más información:

http://amigoscalaralto.blogspot.com.es/

http://www.csic.es/web/guest/observatorio-astronomico-calar-alto

http://www.madrimasd.org/blogs/astrofisica/2013/04/15/132683

http://www.caha.es/

lunes, marzo 03, 2014

Más luz ¿más seguridad? Parte 2: Seguridad Vial

Una cosa evidente, es que para ver por la noche los humanos necesitamos luz. Sin embargo, no esta tan claro cual es el mejor método para promover la seguridad en la carretera. Durante años se ha asumido que iluminar las carreteras las hacia más seguras. Pero, ese hecho estaba basado en "estudios" hechos en Bélgica con unas conclusiones muy cuestionadas en la actualidad.

Hace relativamente poco, se empezaron a revisar los "estudios" que se realizaros hasta los años 2000 y se pudo comprobar como carecían del menor rigor estadístico.

Lo que si esta claro, es que una mejor visión, mejor la seguridad. Salvo que, suponga un aumento de la velocidad, que si esta comprobado que es un factor de riesgo en los conductores.

Hace relativamente poco (2005) se produjo un interesante experimento involuntario. Simplemente, robaron el cobre de autopista A15 francesa, y se pudo comprobar que ese hecho hizo reducir los accidentes en esa autopista.

Pero... ¿es seguro apagar todas las autopistas?. No. En muchas ocasiones, sobre todo cerca de las ciudades, las autopistas circulan junto a centros comerciales, polígonos industriales o instalaciones deportivas que ponen focos muy potentes que producen deslumbramiento. Eso hace que el conductor se vea deslumbrado, por lo que se debe adecuar la iluminación a la iluminación del entorno.

El principal factor de seguridad vial, sobre todo en ciudad, es la visibilidad. Por desgracia, muchas veces las propias faroles inciden negativamente en este factor:
Iluminación de seguridad por George Fleenor bajo licencia
Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.

Como podemos ver en la imagen adyacente, el deslumbramiento hace en muchas ocasiones que disminuya la visibilidad.

Pero, la farolas más comunes en España y por supuesto la mayoría de los focos no mejoran la visibilidad al crear deslumbramiento.

Cada lugar debe ser estudiado adecuadamente y solo se deben instalar luces de manera adecuada.

Otro tema es la manipulación escandalosa que se realizan de algunos datos. Por ejemplo, en la noticia publicada por ElPais el 11 de febrero de 2014, se afirma que en la Comunidad de Madrid se habían incrementado los accidentes respecto a 2012 en 2013. Pasando de 61 en 2012 a 64 en 2013. Pero... cuando vamos a la página 21 del anuario de accidentes de la DGT. ¡¡¡Sorpresa!!! En 2013 disminuyó el numero de accidentes en 1, ya que el número de accidentes mortales en 2012 fueron 65 en vez de los 61 que comenta el periódico. El periodista ha sido informado por si fue victima de informaciones interesadas. Pero... no he recibido respuesta.


Pero un caso curioso es que las autopistas Madrileñas no están apagadas desde 2013, sino mucho antes. Ya en 2011 podíamos leer en La Razón como las autopistas M40, M50 y otras como estaban apagadas.Pero en 2010 con las farolas de esas autopistas encendidas hubo en Madrid 90 accidentes, en 2011 hubo 84, y en 2012 y finalmente 65.(Accidentes mortales en carreteras interurbanas pag. 21).

Imagen de la Comunidad de Madrid desde la Estación Espacial Internacional.NASA/ESA (2010)
¿Tendrá que ver Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum) tenga interés en vender más farolas en que se sea tan poco riguroso en los datos? Me cuesta creer que dicha asociación esté siendo rigurosa dado que su propuesta es iluminar toda la red del estado según dicha noticia.
Pero claro, cuando se ve con los datos, que sus afirmaciones son falsas... y que no se producen más accidentes al quitar la iluminación... pues se les cae el chiringuito. ¿Solución? Me invento los datos.

Imagen de la almendra corona metropolitana (2013)
Se aprecia claramente el apagado de la M50 y M40 frente a la imagen anterior
 de 2010.NASA/ESA

¿Pero estamos locos? Pues debe, ya que en Holanda han empezado a apagar sus autopistas. En esta noticia dicen que los heridos grabes subirán un 2.5%, muy lejos del 20% que proclama Alfalum. En Inglaterra también apagan autopistas. De hecho, en Bélgica (país donde se iluminaban el 100% de las autopistas) están pensando en retirarlas ya que la colisión con farolas suponen el 18% de las muertes por colisión con obstáculos. Según el Instituto para la Seguridad Vial de Bélgica, las farolas han resultado ser unos obstáculos extremadamente rígidos y peligrosos. Es el doble de probable morir al golpear una farola que una valla. Un país donde no pueden apagar las autopistas en en Alemania, ya que nunca han estado iluminadas, a pesar de no tener límite de velocidad y ser famosas por su seguridad.

Con todo esto no quiero decir que no haya que iluminar algunos tramos. Ni que la luz no mejore la seguridad vial. Pero lo que esta claro es que es un tema delicado que debe ser tratado con rigor y no "chantajeados" por cifras falsas.

Uno de los argumentos que se utilizan para defender la iluminación en las carreteras es que hay un 20% más de muertos frente a heridos graves en las carreteras no iluminadas frente a las iluminadas. Sin embargo, este argumento puede ser falaz, ya que no tiene en cuenta que la mayoría de las carreteras segundarías del país no tienen iluminación. Y de todos es sabido que las carreteras secundarias es donde más accidentes se producen. Además, cuando se estudian con detalle los datos, se ve que no siempre es así y dada la gran cantidad de factores que influyen en la seguridad vial, es aventurado asegurar que ese 20% extra de peligrosidad es debido a la iluminación y no a otros factores (El ratio de heridos grabes/muertes es de 3.9 +-2 en carreteras iluminadas y el de carreteras sin iluminar 3.1+-1 (para el año 2012). Por lo que si hacemos un test para ver si esa diferencia es significativa la diferencia de muestras para ese año,vemos que las diferencias de medias es de 0.836+-0.876 al 95%. De hecho, podriamos decir que no podemos rechazar que sean diferentes ambas medias al 95%. Aunque si al 90%. En pocas palabras. Que con los datos de 2012 no se puede afirmar ni siquiera que existan diferencias significativas entre las carreteras con iluminación y sin iluminación, y si las hay, la dependencia es mucho mejor de lo que nos intentan vender.

El estudio estadístico de este tipo de datos debe hacerse con sumo cuidado ya que se puede estar incurriendo en sesgos nada fáciles de controlar.

Mi conclusión es que no se puede asegurar que la iluminación por si sola de mayor seguridad vial en vías interurbanas. Mucha gente piensa que solo los coches nuevos y más seguros y la reducción de velocidad son lo más eficaz para reducir los accidentes. Además el deslumbramiento es posiblemente el factor más importante y afecta más a los más mayores. Y como dice en ese noticia la Prof. Mª José Carrasco, el deslumbramiento no vienen solo de los focos de los coches, sino también de las farolas.

O sea, que sin luz no podemos conducir, pero nuestros coches ya llevan luz. Farolas en la carretera hacen que vayamos más deprisa y menos seguros además de deslumbrarnos y el riesgo de chocar contra ellas. Lo que más nos deslumbran son los focos de otros coches. Por lo que desde mi punto de vista, lo ideal en las autopistas seria poner una buenas medianas anti deslumbramiento y no llenar las autopistas Españolas de farolas.




domingo, marzo 02, 2014

Más luz ¿más seguridad? Parte I: Seguridad ciudadana.



Durante la mayor parte de la historia de la humanidad la única fuente de luz no natural fue el fuego y sus derivados (lamparas de aceite, de gas, velas ...). Sin embargo, a partir de los principios del siglo XIX, las primeras fuentes de basadas en el paso de corriente eléctrica comenzaron a funcionar. Sin embargo, la luz no empezó a generalizarse en nuestras calles hasta la instalación masiva de lamparas de gas y más tarde con las bombillas incandescentes de Edison.

Desde entonces, cada vez hemos tenido más y más luz. Y el algo consustancial al ser humano. Somos animales diurnos y salvo en raras excepciones (citas románticas y a la hora de dormir) estamos más cómodos con un nivel de iluminación relativamente alto. La noche y la oscuridad nos asusta de manera instintiva. La luz, nos da seguridad. Sin embargo... ¿es esa seguridad real?.

Los estudios rigurosos, lo que demuestran es que es un tema complicado, y que en general se podría que decir que la luz, por si misma, a partir de cierto nivel mínimo, no proporciona más seguridad.

Cuando hablamos de seguridad e iluminación salen dos temas polémicos por antonomasia. La seguridad ciudadana y la seguridad vial.

El tema de la seguridad ciudadana parece haber sido tratado de manera más sistemática. Ken Pease realizó una revisión de varios estudios sobre el efecto de la iluminación y el crimen en Estados Unidos y en el Reino Unido. La conclusión fue que en el Reino Unido claramente la experiencia era positiva, pero en algunos casos, la luz solo hacia que el crimen abandonara la zona donde se había aumentado la iluminación y ocupara la zonas aledañas. Los estudios en Estados Unidos no eran tan concluyentes, en algún caso concreto, ¡¡¡incluso la violencia aumentaba con la iluminación!!!.  Como citaba Pease en su estudio, durante los años 80  y hasta mediados de los 90 se asumía sin ninguna evidencia que la luz "mágicamente" eliminaba el crimen. Sin embargo, no se hicieron esfuerzos por comprobar por que los mecanismos por los que funcionaba (cuando lo hacia).

Lo más curioso, era que cuando disminuía el crimen al aumentar la iluminación en una zona, no solo disminuía de noche, ¡¡¡sino también de día!!!. Eso daba pistas de como podía afectar la iluminación nocturna al crimen.

Se lanzaron algunas hipótesis que voy a intentar resumir.
¿Como la iluminación reduce el crimen de día?
-Durante las obras hay más presencia de trabajadores y policía solucionando los problemas derivados de las obras.
-La nueva iluminación ofrece a los ciudadanos una muestra de que las autoridades apuestan por la zona y por tanto van más por la zona.
-La presencia de iluminación podría disuadir a los criminales por clasifica la como menos apropiada para el crimen. (Nota. Aquí yo soy escéptico)
-La nueva iluminación hace que vaya más gente a la zona durante la noche, haya más negocio y por tanto también haya más gente de día.
-La nueva iluminación hace que disminuya el interés por moverse a otras zonas y por tanto, aumente la cohesión del barrio y estén más átenos a visitantes inoportunos.
-Los criminales cometen crímenes durante el día y la noche, si son arrestados durante la noche, ya no podrán cometer crímenes durante el día.
¿Como reduce la iluminación el crimen durante la noche?
-La nueva iluminación incrementa el tiempo disponible para el mantenimiento del jardín y la fachada de la casa, por tanto, hay más gente en la calle.
-La iluminación nocturna aumenta la cantidad de peatones en la calle, y por tanto la vigilancia vecinal.
-La gente puede detectar el crimen de manera más sencilla.
-La presencia de la policía  es más visible y por tanto hace desistir de cometer crímenes.

El resumen de todo esto es básicamente.... la luz no da seguridad en si misma. la presencia de los vecinos en la calle es la que da más seguridad.

Pero ... también puede hacer que la la iluminación incremente el crimen en algunos lugares.
¿Por que la iluminación puede incrementar el crimen durante el día?
-Los ladrones pueden camuflarse como electricistas para entrar en las casas.
-Hace que las casa queden vacías durante la noche, ya que pueden ir a realizar actividades que normalmente son diurnas en horario nocturno.
-Las actividades "desordenadas" que se realizan en un lugar durante la noche, puede crear que ese lugar se convierta en centro de reunión.

¿Como la iluminación incrementa el crimen durante la noche?.
-Incrementa la actividad social durante la noche y por tanto la presencia de casas vacías donde es más fácil robar.
-Incrementa la visibilidad de la victima potencial y el juicio de su vulnerabilidad.
-Incrementa la visibilidad sobre quien podrían ser testigos del crimen.
-El incremento de la iluminación, disminuye la visibilidad de las áreas contiguas por contraste.
-El incremento de iluminación facilita las actividades como la venta de droga o otras formas problemáticas de la vida callejera.

O en otras palabras... si no hay gente en la calle, la iluminación juega en contra de la seguridad.

(traducción libre de A REVIEW OF STREET LIGHTING EVALUATIONS: CRIME REDUCTION
EFFECTS por Ken Pease 1999).

Un análisis más riguroso posterior, indicaba que probablemente la iluminación es más efectiva en comunidades homogéneas y estables.

En este sentido, es una pena que estos estudios solo se hayan realizado en países anglosajones. El único ejemplo que conozco de un país no anglosajón en materia de seguridad e iluminación es el de Berlín. Allí, disponen de la mayor población de farolas de gas del mundo. Posiblemente, estas sean las farolas menos luminosas del mundo occidental. Un fósil viviente del mundo de la iluminación. Sin embargo, según las autoridades berlinesas, las calles iluminadas con gas en el barrio de Steglitz-Zehlendorf no se producen más crímenes que en las iluminadas con otro tipo de iluminación. Y es que, el barrio de Steglitz es un barrio universitario de de gente rica o acomodada. Donde volvemos a lo de las comunidades homogéneas y estables.

Sin embargo, tal y como afirma Paul Marchant, muchos de los estudios tienen numerosos errores estadísticos, por lo que algunas de las conclusiones de los estudios que afirman que la luz en la causante del incremento de la seguridad, podrían ser erróneos o incluso, indicar todo lo contrario. Desde luego, otros estudios centrados en el crimen específicamente, no remarcan que la presencia de luz sea significativa para cometer su delito. Mucho más importante es la presencia de cámaras de vídeo vigilancia o la robustez de puertas y ventanas.

Es un tema que da para mucho. Como el caso de los campus oscuros para prevenir el vandalismo o las numerosos estudios que citan el IDA y la CfDS sobre la falta de pruebas sobre la antaño verdad absoluta de que la iluminación reducía el crimen.

En mi ciudad, hay un buen ejemplo de que es lo que puede pasar en uno de estos lugares donde se ha aumentado la iluminación. Muchas veces, ese cambio de iluminación viene acompañado de una rehabilitación general del entorno. En el caso del barrio de Lavapies, de un tiempo a esta parte ha mejorado mucho la zona. Pero no es solo o la principal causa del cambio la iluminación, sino la ampliación de las aceras, permitiendo que aparecieran terrazas veraniegas que han dinamizado comercialmente la zona.

Mi conclusión, es que lo realmente mejora la seguridad, son las personas, no las luces. Evidentemente, en una zona muy transitada, debe haber un nivel de luz algo mayor, pero llegado a cierto límite, no hay ningún aumento de seguridad.






martes, enero 21, 2014

Sal a la calle y encuentra una estrella (¡¡¡Si puedes!!!).

Ayer comenzó una nueva campaña de medidas de Globe at Night. Es uno de los programas más activos y globales de medición de la contaminación lumínica. Es un proyecto de ciencia ciudadana con mayúsculas, ya que sin los ciudadanos los ciudadanos no podría llevarse a cabo y además hace unos meses produjo un su primer artículo en revista con arbitro. En nuestro país, por desgracia este programa no tiene mucho éxito. Principalmente por que su página web es en ingles y por que aquí también tenemos nuestro propio programa, llamado IACO.

Estas campañas, son útiles, ya que nada puede medir la perdida del paisaje estrellado, como los mismos ojos que tendrían que apreciarlo. Sin embargo, para que dichas medidas sean científicamente útiles tienen que hacerse en tamaños muy grandes y en entornos controlados.

Para solucionar esto hay dos alternativas. Sustituir nuestros ojos por un sensor, más objetivo o hacer una observación muy guiada de una cantidad ingente de observadores.

Para ello tenemos dos alternativas muy baratas actualmente. Con dos aplicaciones de móvil, una para android y otra para Iphone podemos medir el brillo del cielo.

Medida de búsqueda de estrellas colectiva en el Centro de Berlin.


La primera, desarrollada por la red LoNNe persigue estudiar directamente cual es la perdida de estrellas en nuestras ciudades. En una ciudad es muy difícil orientarse en el cielo por la falta de estrellas. Por ello, gracias a los acelerómetros y su brújula, con esta aplicación podemos ver cuantas estrellas podemos ver en el centro de las ciudades. Por desgracia, esta aplicación es usada principalmente por entusiastas en zonas oscuras, donde la aplicación no cumple su principal cometido. La explotación científica de esta a cargo de Christofer Kyba, un amigo y colega con el que he estado trabajando en Berlin los últimos tres meses. Chris mantiene un interesante blog sobre contaminación lumínica que os recomiendo.

La otra aplicación, el Dark Sky Meter, usa la cámara de los iphone para medir el brillo de cielo. En mi experiencia, es una aplicación muy conseguida y si tienes un Iphone, te la recomiendo. Por poco más de 4.5€ tienes toda la funcionalidad de medidores que se utilizan a nivel profesional como el SQM que cuesta más de 100€. Personalmente, lo que más me gusta de esta aplicación es que hacen públicos los datos de  manera inmediata. Esta aplicación además esta respaldada por la International Dark Sky asaociation.

Estas dos aplicaciones participan este mes en la campaña de medidas de Globe at Night.

En España, además hay en marcha varias campañas para la medida de la contaminación lumínica de manera profesional. Por un lado, la Junta de Andalucia  esta realizando mediadas, por otro hay algunas iniciativas particulares para la certificación de reservas Starlight  y luego, en la Complutense llevamos ya casi 5 años midiendo al rededor de la Comunidad de Madrid.

Pero, por muchas campañas profesionales que se realicen, el brillo del cielo cambia cada noche. Depende de multitud de variables, así que todas las medidas son pocas. Y lo más importante, nada como tus ojos, para descubrir lo que te estas perdiendo. Por lo que te animo a participar, sal a la calle y busca una estrella.





sábado, enero 11, 2014

Valencia. La ciudad "desastre".

Imagen de Valencia en alta resolución tomada desde la Estación Espacial Internacional ESA/NASA
Se aprecia el exceso de luz de la ciudad comparado el nivel de iluminación de las poblaciones limítrofes y el de la ciudad. Esta imagen fue tomada relativamente pronto (19:58 TU) por lo que se pueden ver algunos monumentos iluminados.
Os preguntareis, ¿Qué ha pasado en Valencia? ¿Qué desastre? Ninguno desde la definición de la RAE. Sin embargo, la etimología de la palabra desastre es la de "sin estrella" y ciertamente, es una buena denominación para la ciudad. Valencia es la ciudad más brillante de Europa, más que Madrid (la más brillante de las Capitales europeas). Por tanto, la ciudad Valencia es una ciudad sin estrellas, debido a su increíble contaminación lumínica, similar a Madrid. Sobre Madrid...., ya hablaremos en otra ocasión.

He de puntualizar una cosa, Valencia es la más brillante, osea, más luz en el menor área, pero como se puede ver en las imágenes de abajo, Madrid, Barcelona o Atenas también son bastante brillantes y mucho más grandes, por tanto, la cantidad de contaminación lumínica que producen es mucho mayor, pero también algo menos fácil de evitar.
Miniaturas de capitales Europeas tomadas con el satélite Suomi-NPP. Todos los detalles en la misma escala de color provenientes de la misma imagen, la escala espacial no es la misma. Estas imágenes han sido tomadas a altas horas de la noche (1:30 TU), por lo que la principal contribución es el alumbrado público. Por A. Sánchez de Miguel & NASA
Valencia ha tenido ya problemas anteriormente para pagar su alumbrado público. Y es que es algo que se ve claramente. El crecimiento del gasto en alumbrado público de la ciudad de Valencia se multiplicó por 2 entre el año 90 y el 2000 y de nuevo por 2 entre el 2000 y el 2007. Sin embargo, la población de Valencia apenas a crecido un 2.5%. O sea, en 20 años el gasto energético ha crecido un 400% y la población solo un 2.5%.
A. Sánchez de Miguel et al. 2013  
Los datos en azul son los datos oficiales del Ministerio de Industria para toda la provincia de Valencia. Los puntos negros. Los datos oficiales del ayuntamiento de Valencia. En verde, los datos oficiales del ministerio a partir de 1989 ya que, al dejar de usar Valencia capital la tarifa especial de alumbrado público, desaparece de las estadísticas. En el año 1990, otros municipios sin determinar también dejan de utilizar dicha tarifa, por tanto, sumamos dicho offset a los datos de 1990 en adelante (puntos rojos). Los puntos violeta son los obtenidos por nuestro grupo a partir de imágenes no calibradas del satélite DMSP. Las estrellas negras, son a partir de imágenes calibradas de los satélites DMSP y Suomi-NPP. Aquí la nota de prensa.

Los efectos de la contaminación lumínica y el despilfarro de dinero público no son los únicos efectos perniciosos de la esta tremenda emisión luminosa al espacio.  Un grupo californiano publicó en la revista Nature GeoScience una carta en la que se mostraba la relación entre la contaminación lumínica y la contaminación del aire por Óxidos de Nitrógeno.

Stark et al. 2011
Relación entre la emisión luminosa al espacio y la inivición de la limpieza nocturna de óxidos de nitrógeno.
Podéis ver como estos investigadores eligieron Valencia como referencia, y es que en intensidad luminosa por metro cuadrado no es superada por ninguna otra ciudad europea y pocas a nivel mundial.

Pero ahí no acaba la cosa. La ciudad de Valencia esta planteándose la instalación de gran parte del alumbrado público en forma de farolas de LED. Sin embargo, la elección errónea de dichos LED puede suponer un grave riesgo para la salud a largo plazo, ya que o bien duermes con la persiana totalmente bajada o dicha luz puede filtrarse por la ventana y varios estudios demuestran la gran interferencia de la luz azul de los LED en los ciclos del sueño. ¿Podrían ser los LED la solución para la el desastre Valenciano? Quizás. Actualmente hay algunas instalaciones LED inteligentes que son capaces de regular la intensidad de manera automática, de manera que solo se encienden cuando son necesarias. Aun así, aunque se auto regulen, debe evitarse en lo posible la emisión de luz azul.

Sin embargo, esa opción puede ser cara. Una opción más económica sería, simplemente eliminar aquellas farolas duplicadas (duplicadas es dos en el mismo sitio, no una de cada dos, dejando huecos sin iluminar) y reducir la potencia de las farolas manteniendo el mismo tipo de lampara. Esto ya podría ser una realidad si en 2009 se hubiese tomado la decisión correcta, ya que la vida media de las lámparas más comunes en Valencia esta entorno a los 5 años y por tanto, ahora mismo, más del 50% de las farolas valencianas han tenido que ser cambiadas.

En el ayuntamiento de Valencia, según comentan en "El Levante", han decidido retirar parte de las lámparas LED que instalaron debido a las críticas de los vecinos.Y es normal, al estar toda la ciudad tan iluminada, los ojos de esos vecinos están adaptados a calles brillantes y al entrar en sus calles con menor iluminación tiene una sensación brusca de menor iluminación. Si toda la ciudad tuviese niveles normales de iluminación, eso no pasaría. Además, si la instalación no es correcta y se ve la lampara directamente, esta produce que el ojo se adapte al nivel de luz de la lampara y no al del suelo, pareciendo este último más débil de lo que realmente es. Todo es una cuestión de contraste.
Detalle de la imagen superior. Se puede apreciar claramente como, en cuanto uno abandona el limite de la ciudad de Valencia, la intensidad de la luz en las calles cae rápida mente.
¿Cómo acabará la historia? No lo se. Por lo pronto esta semana he tenido una pequeña discusión on-line sobre las críticas de una compañía que proporciona LEDs a la Diputanción de Valencia a el informe de unos compañeros de Valencia sobre su informe sobre los LED balncos. Sin entrar en detalles de la discusión que podéis leer en detalle en el enlace, en el Punto 4 la propia compañía reconoce el problema medioambiental que suponen los LED incorrectos, así que parece que aun hay algo de esperanza.

Aquí os dejo algunos otros enlaces sobre el tema:

Artículos sobre la iluminación LED y sus peligros - http://www.celfosc.org/biblio/general/herranz-olle-jauregui2011.pdf

Nota de prensa sobre los LED - Celsfosc - http://www.celfosc.org/NP_Cielo_Oscuro_3-3-2011_iluminacion_LED.pdf

Articulo sobre la Contaminación Lumínica de Valencia - http://elpais.com/diario/2009/05/10/cvalenciana/1241983078_850215.html

Informe de la Universidad de Valencia sobre el impacto de los LEDs - http://www.uv.es/astro/Articles/20121218_UVInforme_CLuminica_esp.pdf

Nota: Esta entrada tiene licencia CC.-By.

lunes, noviembre 04, 2013

¿Por qué luchar por las estrellas?

Realmente, cuando ves que todo se desmorona a tu alrededor, a pesar de vivir sin darte cuenta en una torre de marfil, hay una cosa que permanecerá cuando todo aquí abajo haya desaparecido. En lo alto, permanecerán las estrellas. Siempre han sido espejo de nosotros mismos, y la pérdida de cada estrella, es como la pérdida de el último gramo de sensibilidad. Es fácil sentir solidaridad con otra persona. Es fácil sentir el dolor de otro ser vivo, pero no es fácil sentir pena por la pérdida de una estrella. La estrella seguirá brillando aún cuando tu no puedas verla, no padece, no sufre, no llora. En la pérdida de las estrellas solo perdemos nosotros.

Hay muchas otras cosas que se pierden por el camino. Se pierde el dinero, se pierde la pureza de la noche con la consecuente modificación del medioambiente nocturno. Se pierde todo lo que la noche nos da. Y con esa pérdida, perdemos nosotros también.

Desde la torre del casillo no podemos ver a la gente que lo pasa mal al otro lado del muro. Pero si podíamos ver las estrellas y con ellas nuestra última conexión con nosotros mismos, la última cosa no manipulada que podíamos ver. 

Las estrellas fueron nuestra guía e instrumento en el pasado, quizás de esa pequeña chispa de racionalidad y emoción, prenda una nueva esperanza.