martes, junio 06, 2006

Cumpliendo un sueño


Cuando era pequeño,iba los fines de semana a la casa de mi abuela en Robledo de Chavela. Allí se podian ver las estrellas mucho mejor que desde Madrid. Allí podia usar mi "telescopio de comuníon", el planisferio y sobre todo visitar "LA BASE" como llama la gente del pueblo a el MDSCC. Tarde o temprano a toda persona que ha sido importante para mi la he llevado hasta allí, porque para mí, fue el origen consciente de mi pasión. Yo queria trabajar algún dia allí.


La ultima vez que fui de visita allí, por fin despues de toda una vida mirando desde fuera, por fin pude entrar. La noche anterior casi no pude dormir y escribí esto:



Por fín me has atrapado
tanto tiempoesquivandome y atrayendome
tus hilos al fin me arrastran sin remedio hasta ti.
La magia de tu luz invisible era un faro para mi alma
que dirigió mi rumbo a las estrellas.

Oreja gigante que chilla más allá que chillo nadie.
Lucero que guia a los viajantes.
Solo tu escuchas las voces de los pionero
Solo tu escuchas la larga agonia de su eterno viaje.

Araña que une los mundos.
Araña que une las miradas.
Araña que una vez me atrapaste.

Ausente,
permanentemente ausente
siempre en el cielo
pero anclada en la Tierra.

Portavoz de leyendas
cuentista de estrellas

Mil viajes has visto,
mil viejes nos cuentas.

Piezas de hierro, nucleo de estrella.
De estrellas somos hijos
de las estrellas vivimos
y hacia las estrellas vamos
y tu arbol metálico
nos auparas hasta ellas.


No es que sea ninguna maravilla literaria, pero es lo que sentia cuando hicimos aquella vista.

Ahora puedo decir que lo he conseguido. He podido trabajar con ella, publicar un artículo con los datos que hemos recogido con la gente de ASAAF y fuimos a presentar el resultado a un congreso profesional(un poster). Nose si finalmente acabaré siendo atrofísico, sabe dios que lo intento, aunque las fuerzas falten de vez encuando, pero para ya se sabe, el que la sigue la consigue.

1 comentario:

angelrls, El Lobo Rayado dijo...

Sólo puedo decirte que me alegro por lo que cuentas y ánimo con ello, pero recuerda que los astrofísicos también son (¿somos?) personas "normales" con sus problemas y sus historias. Luego recordarás con mucha nostalgia tus tiempos de juventud cuando querías ser astrofísico, cuando tenías tiempo los fines de semana para escaparte con tu telescopio de aficionado a mirar las estrellas "de verdad", no frente al ordenador (upss... parezco un viejo contando sus batallitas... y eso que empecé hace 5 años).

Me hubiera gustado haber ido a ese congreso, ya que me estoy metiendo en el campo de la radioastronomía, pero no se puede hacer todo y está esa cosa que se llama p! tesis que uno tiene que terminar YA!!!

Recuerdos desde el otro hemisferio.