miércoles, julio 25, 2007

Cristales y Paciencia



Un año más he ido al curso de astronomía y astrofísica de Sigüenza.

Este año el curso ha sido único. No solo por lo bien que nos lo hayamos pasado, o la gente tan genial con la que vamos. Sino porque además, era el primer curso de este tipo que se hace en España.

Este año iba de profesor a dar una charla sobre Observación astronómica, pero tambien iba como alumno, ya que no es facil que alguien te enseñe lo que nuestros amigos de Huesca nos iban a revelar.

¿Quien se podia resistir a llevarse su telescopio construido por el mismo?

La verdad es que este año casi todo el mundo era conocido, pero los que no eran conocidos entre nsosotros fueron desde luego lo mejor del curso. Ángel, Mari, Luis y Juan, nuestros profesores, demostraron ser verdaderos maestros. Y antetodo Angel el patriarca de esta nueva familia de nuevos constructores.

Y es que... que puede haber más misteriosos, más anigmático para un astrónomo, que la construcción de un espejo. Esa pieza mágica que hace que podamos acercarnos a las estrellas, galaxias y cometas.

Pocos lo han hecho alguna vez. Y ahora podemos decir que somos unos de los pocos astrónomos que se fabricaron su propio telescopio. Y no uno de juguete, sino uno potente con el que ver las lunas de Júpiter, la galaxia de Andrómeda o cualquier otro objeto.

Y lo más mágico de todo es a sencillez con lo que se consigue todo.
En esencia .... Cristales y paciencia.