viernes, junio 24, 2011

Los dioses y los héroes solamente pueden existir mientras los hombres creen en ellos.


La tumba de Alejandro Magno.
Valerio Massimo Manfredi

2 comentarios:

Gaia dijo...

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de
experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los
cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu
cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
[...]

Ítaca, de Kavafis

Pmisson dijo...

:D. Creo que eso ya lo leí en tu blog.

Desde luego Ulises (Odiseo) y Alejandro Magno fueron desde niño mis dos referentes. Dos griegos que se atrevieron a ir donde nadie pensaba que se pudiera llegar. Dos hombres cuya fuerza interior y astucia fue siempre el manantial de su éxito.

Siempre, el más terrible enemigo de uno, es uno mismo.