sábado, septiembre 10, 2011

Despedidas

Las despedidas son de los momentos más importantes y más comunes de cada día. Ellas marcan quien es importante en tu vida y quien no. Hay de quien no necesitas despedirte, porque la calidad de la relación hace que despedirse sea totalmente innecesario. Pero también hay de quien no tiene sentido despedirse, porque ni los conoces.

Hay despedidas de todos tipos. Desde "el ahora vengo", el "adiós" o un "hasta pronto". En otras despedidas sobran las palabras, como el silencio, un beso o un portazo.

Las despedidas son siempre más importantes cuanto más tiempo pasará hasta que vuelvas a ver a la otra persona o más cambiara esta durante la separación. La persona de la que te despides y tu mismo cambiareis y nunca las cosas serán iguales.

Lo hacemos continuamente y puede parecer sin importancia pero no despedirse puede ser algo traumático. En cuantas películas un protagonista no llega a tiempo de despedirse o tras la muerte de alguien, no haber se podido despedir de esta persona supone una carga para quien no llegó a tiempo de hacerlo.

Una no despedida premeditada entre personas que se aprecian es siempre seña de la existencia de una herida abierta.

Para despedirse sirve cualquier cosa, una nota, una llamada de teléfono, una visita. Cualquier cosa para que quien se va pueda dejar un recuerdo en los que se quedan o los que se quedan en los que se van.

Toda película tiene una canción de despedida y un "The End" o un "Continuará ...".

Uno de los finales de película más famosos es el de E.T.
Cuando el extraterrestre les dice a los niños ....
"Estaré aquí ... mismo", mientras se tocaba el corazón con la mano.

Y es que hay de quien da igual como te despidas. O si lo haces o no. Ya son parte de ti y no lo puedes evitar. Van contigo allá donde vas y nunca podrás separarte de ellos.

Para todos vosotros me despido.

Porque nos despedimos de todos. De los que leen tu carta, de los que veras al día siguiente y de los que no veras nunca más.

Mañana será otro día, mañana saldrá de nuevo el Sol y quizás haya un nuevo post en este blog, otro día de estudio, otro ... Parecerá que todo sigue igual, pero nada lo es nunca.

Durante los últimos años mi padre se despedía de todos los que le queríamos de la misma manera. "Se feliz".

Creo que es lo mejor que le puedes desear a nadie. Y así me despido de todos vosotros hoy.

¡¡¡SED FELICES!!!