miércoles, noviembre 15, 2006

¿Como llegaremos a las estrellas?

La ciencia ficción suele ir por delante de la ciencia oficial normalmente, aunque en general lo que suele hacer es explotar al máximo las posibilidades de la tecnología de aquel tiempo. Verne usó un canon gigante para ir a la luna. La sociedad planetaria y Asimov la energía nuclear.

¿Que podemos decir de lo que hay en este momento?
Ahora existen nuevos materiales y retos. Sabemos que uno de los mayores problemas para los viajes espaciales son las radiaciones, las cuales son dañinas tanto para los seres vivos como para los dispositivos electrónicos. Algo que podría proteger tanto a los seres vivos y a la electrónica. En la tierra usamos agua, quizás lo más sencillo sería usar un cometa, pero siempre sería una cantidad muy grande de masa, y la inercia ya se sabe.

Podríamos usar una burbuja de agua líquida para proteger de radiaciones la nave y además usarla como fuente de hidrógeno para un eventual reactor de fusión. Solo habría un problema, cualquier pequeña colisión podría hacernos perder nuestro escudo acuoso. Pero ahora existe un material llamado aerogel que con tan solo 2 gramos de peso puede soportar una presión de más de dos kilos, además es tremendamente aislante. De esta maera, un recubrimiento de aerogel protegería nuestra nave de los micrometeoritos, con muy poco peso.

Por otro lado, actualmente la robótica esta avanzando en paralelo hacia el uso de la nanotecnología y la biónica. Es muy posible que para entonces las nanoestructuras formen meta-materiales con propiedades asombrosas que no alcanzo a imaginar. O quizás los materiales orgánicos se convinen con la electrónica para crear estructuras ligeras pero resistentes con las mismas funciones que un robot, sustituyendo los endoesqueletos metálicos por sistemas biológico más ligeros.

Incluso con los ordenadores cuánticos podremos diseñar procesadores de potencia inimaginable.

Si estudiamos la evolución de las especies, algo intrinseco al sistema de evolución era que los subsistemas de más funcionales de las especies menos evolucionadas convivian con los nuevos sistemas en simbiosis en las nuevas especies. Ahora mucha gente piensa que hemos sacado fuera de nosotros la evolución y serán los robots inteligentes una forma externa de evolución, pero yo no pienso así, creo que el futuro sera una integración del sistema de proceso lógico difuso neuronal de nuestro cerebro biológico con las memorias de soporte magnético y procesador cuántico. Al fin y al cabo aun conservamos el cerebro de reptil de hace millones de años, si no fuera extraordinariamente eficiente, lo habiamos perdido.



Y todos estos nuevos sistemas de memoria crecerán como un nuevo Neocortex entre los pliegues de nuestro cerebro, gestionando de manera consciente nuestra autoingenería genética.

De esta manera tendremos nanobots-encimas como tenemos encimas naturales, re repararían nuestros circuitos electrónicos y ejecutarían las ordenes del sistema de ingeniería genética.

Realmente, todos los esfuerzos que hagamos por idear maneras de mejorarnos a nosotros mismos sin perder la esencia de nuestra existencia, sea la mejor de las inversiones ya que dificilmente podremos llegar a las energías suficientes para deformar de manera segura el espacio tiempo o volar a la velocidad de la luz. Lo que hará que o nosotros cambiamos o por mucha tecnología que invirtamos en nuestras naves, nunca podermos oír eso de ...

"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".

Blade Runner.