sábado, diciembre 23, 2006

Sonidos de las profundidades (parte 2)

La palabra profundidad evoca una imagen en nosotros
de oscuridad, de silencio.

De todos los rincones más recónditos del Cosmos, nuestro planeta
es sin lugar a duda una pequeña roca que danza al son de la gravedad
en una galaxia mediocre, perdida en medio de una región alejada
de las grandes metrópolis galácticas.

Y allí, en la noche, seres curiosos otean el firmamento.

Kilómetros más arriba, el viento de una estrella se convierte en música al frotar suavemente el velo atmosférico y la cuerdas magnéticas.

En algún lugar de ese aparentemente silencioso espacio,
un cuerpo moribundo interpreta los últimos compases de su explosiva existencia.

Un sonido, un sonido fue el primero de todos, una vibración,
una fluctuación de la salió todo.

Y es que ya la intuición de los antiguos les dictó la partitura de "Música de las Esferas".

2 comentarios:

Gaviota dijo...

Hola!!
que buen post!!
Esta muy padre y más el escuchar los sonidos!!
quisiera saber en qué trabajas y cómo es que haces para realizar tanto post tan interesante!!!
Muchas Felicidades!!

Pmisson dijo...

Soy Astrónomo (en vias de ser profesional) pero aunamateur. Me alegro que te gusten mis posts.