domingo, marzo 02, 2014

Más luz ¿más seguridad? Parte I: Seguridad ciudadana.



Durante la mayor parte de la historia de la humanidad la única fuente de luz no natural fue el fuego y sus derivados (lamparas de aceite, de gas, velas ...). Sin embargo, a partir de los principios del siglo XIX, las primeras fuentes de basadas en el paso de corriente eléctrica comenzaron a funcionar. Sin embargo, la luz no empezó a generalizarse en nuestras calles hasta la instalación masiva de lamparas de gas y más tarde con las bombillas incandescentes de Edison.

Desde entonces, cada vez hemos tenido más y más luz. Y el algo consustancial al ser humano. Somos animales diurnos y salvo en raras excepciones (citas románticas y a la hora de dormir) estamos más cómodos con un nivel de iluminación relativamente alto. La noche y la oscuridad nos asusta de manera instintiva. La luz, nos da seguridad. Sin embargo... ¿es esa seguridad real?.

Los estudios rigurosos, lo que demuestran es que es un tema complicado, y que en general se podría que decir que la luz, por si misma, a partir de cierto nivel mínimo, no proporciona más seguridad.

Cuando hablamos de seguridad e iluminación salen dos temas polémicos por antonomasia. La seguridad ciudadana y la seguridad vial.

El tema de la seguridad ciudadana parece haber sido tratado de manera más sistemática. Ken Pease realizó una revisión de varios estudios sobre el efecto de la iluminación y el crimen en Estados Unidos y en el Reino Unido. La conclusión fue que en el Reino Unido claramente la experiencia era positiva, pero en algunos casos, la luz solo hacia que el crimen abandonara la zona donde se había aumentado la iluminación y ocupara la zonas aledañas. Los estudios en Estados Unidos no eran tan concluyentes, en algún caso concreto, ¡¡¡incluso la violencia aumentaba con la iluminación!!!.  Como citaba Pease en su estudio, durante los años 80  y hasta mediados de los 90 se asumía sin ninguna evidencia que la luz "mágicamente" eliminaba el crimen. Sin embargo, no se hicieron esfuerzos por comprobar por que los mecanismos por los que funcionaba (cuando lo hacia).

Lo más curioso, era que cuando disminuía el crimen al aumentar la iluminación en una zona, no solo disminuía de noche, ¡¡¡sino también de día!!!. Eso daba pistas de como podía afectar la iluminación nocturna al crimen.

Se lanzaron algunas hipótesis que voy a intentar resumir.
¿Como la iluminación reduce el crimen de día?
-Durante las obras hay más presencia de trabajadores y policía solucionando los problemas derivados de las obras.
-La nueva iluminación ofrece a los ciudadanos una muestra de que las autoridades apuestan por la zona y por tanto van más por la zona.
-La presencia de iluminación podría disuadir a los criminales por clasifica la como menos apropiada para el crimen. (Nota. Aquí yo soy escéptico)
-La nueva iluminación hace que vaya más gente a la zona durante la noche, haya más negocio y por tanto también haya más gente de día.
-La nueva iluminación hace que disminuya el interés por moverse a otras zonas y por tanto, aumente la cohesión del barrio y estén más átenos a visitantes inoportunos.
-Los criminales cometen crímenes durante el día y la noche, si son arrestados durante la noche, ya no podrán cometer crímenes durante el día.
¿Como reduce la iluminación el crimen durante la noche?
-La nueva iluminación incrementa el tiempo disponible para el mantenimiento del jardín y la fachada de la casa, por tanto, hay más gente en la calle.
-La iluminación nocturna aumenta la cantidad de peatones en la calle, y por tanto la vigilancia vecinal.
-La gente puede detectar el crimen de manera más sencilla.
-La presencia de la policía  es más visible y por tanto hace desistir de cometer crímenes.

El resumen de todo esto es básicamente.... la luz no da seguridad en si misma. la presencia de los vecinos en la calle es la que da más seguridad.

Pero ... también puede hacer que la la iluminación incremente el crimen en algunos lugares.
¿Por que la iluminación puede incrementar el crimen durante el día?
-Los ladrones pueden camuflarse como electricistas para entrar en las casas.
-Hace que las casa queden vacías durante la noche, ya que pueden ir a realizar actividades que normalmente son diurnas en horario nocturno.
-Las actividades "desordenadas" que se realizan en un lugar durante la noche, puede crear que ese lugar se convierta en centro de reunión.

¿Como la iluminación incrementa el crimen durante la noche?.
-Incrementa la actividad social durante la noche y por tanto la presencia de casas vacías donde es más fácil robar.
-Incrementa la visibilidad de la victima potencial y el juicio de su vulnerabilidad.
-Incrementa la visibilidad sobre quien podrían ser testigos del crimen.
-El incremento de la iluminación, disminuye la visibilidad de las áreas contiguas por contraste.
-El incremento de iluminación facilita las actividades como la venta de droga o otras formas problemáticas de la vida callejera.

O en otras palabras... si no hay gente en la calle, la iluminación juega en contra de la seguridad.

(traducción libre de A REVIEW OF STREET LIGHTING EVALUATIONS: CRIME REDUCTION
EFFECTS por Ken Pease 1999).

Un análisis más riguroso posterior, indicaba que probablemente la iluminación es más efectiva en comunidades homogéneas y estables.

En este sentido, es una pena que estos estudios solo se hayan realizado en países anglosajones. El único ejemplo que conozco de un país no anglosajón en materia de seguridad e iluminación es el de Berlín. Allí, disponen de la mayor población de farolas de gas del mundo. Posiblemente, estas sean las farolas menos luminosas del mundo occidental. Un fósil viviente del mundo de la iluminación. Sin embargo, según las autoridades berlinesas, las calles iluminadas con gas en el barrio de Steglitz-Zehlendorf no se producen más crímenes que en las iluminadas con otro tipo de iluminación. Y es que, el barrio de Steglitz es un barrio universitario de de gente rica o acomodada. Donde volvemos a lo de las comunidades homogéneas y estables.

Sin embargo, tal y como afirma Paul Marchant, muchos de los estudios tienen numerosos errores estadísticos, por lo que algunas de las conclusiones de los estudios que afirman que la luz en la causante del incremento de la seguridad, podrían ser erróneos o incluso, indicar todo lo contrario. Desde luego, otros estudios centrados en el crimen específicamente, no remarcan que la presencia de luz sea significativa para cometer su delito. Mucho más importante es la presencia de cámaras de vídeo vigilancia o la robustez de puertas y ventanas.

Es un tema que da para mucho. Como el caso de los campus oscuros para prevenir el vandalismo o las numerosos estudios que citan el IDA y la CfDS sobre la falta de pruebas sobre la antaño verdad absoluta de que la iluminación reducía el crimen.

En mi ciudad, hay un buen ejemplo de que es lo que puede pasar en uno de estos lugares donde se ha aumentado la iluminación. Muchas veces, ese cambio de iluminación viene acompañado de una rehabilitación general del entorno. En el caso del barrio de Lavapies, de un tiempo a esta parte ha mejorado mucho la zona. Pero no es solo o la principal causa del cambio la iluminación, sino la ampliación de las aceras, permitiendo que aparecieran terrazas veraniegas que han dinamizado comercialmente la zona.

Mi conclusión, es que lo realmente mejora la seguridad, son las personas, no las luces. Evidentemente, en una zona muy transitada, debe haber un nivel de luz algo mayor, pero llegado a cierto límite, no hay ningún aumento de seguridad.